La Energía Solar.

La energía solar es un recurso natural no perecedero, al menos hasta el momento, es decir que no morirá pronto, no se termina, de hecho se termina pero aún falta mucho para ello, cuando eso pase no quedará mucho de nuestro planeta así que ya no será un problema el tener o no energía  a partir de él, al menos de este tipo de tecnologías.

Los dispositivos que tienen la capacidad de convertir en energía el poder calórico de nuestro sol son de diferentes índoles, comencemos con un dispositivo de lo más simple, el horno solar y la estufa solar, esta última es un dispositivo similar a una antena parabólica que cuenta con material reflectante que concentra el calor al centro, en donde se pone un depósito con los alimentos en su interior para que se cosan con el calor, existen algunas variantes de estos dispositivos, el horno solar sería un poco más como una caja también con reflectante que concentra hacia el centro pero en este caso es un cajón cerrado.

Si quieres saber más sobre las estufas y hornos solares puedes dar clic en este párrafo.

Luego pasamos a otro un poco más elaborado se le llamó termosifón, ya posteriormente se le conoce más por su función, le llaman calentador solar, de hecho es un calentador que utiliza un sistema de termosifón para calentar agua, aunque el sistema se puede usar también para calentar aire.

Las ventajas de un calentador solar son básicamente la disminución en el consumo de gas o de energía eléctrica, lo cual evidentemente se traduce en  beneficios económicos al permitirnos ahorrar en las facturas de los gastos mensuales, el calentador de agua solar puede suministrar agua caliente tanto para la regadera como para el lavamanos y el fregadero, además también podremos usarla en la lavadora, todo depende de la capacidad de nuestro tanque y de la capacidad del panel para elevar la temperatura en más o menos tiempo, para los días soleados será mucho más fácil tener agua caliente que para los días nublados, de igual manera en las zonas ecuatoriales será mucho más fácil obtener el agua caliente incluso con sistemas poco eficientes, a diferencia de esto en las zonas menos favorecidas se hacen necesarios sistemas mucho más eficientes para obtener resultados similares.

Así que podemos sintetizar el calentador solar como un dispositivo que convierte la energía lumínica del sol en calor el cual a su vez puede ser transferido al agua, al aceite o al aire ya sea como fin o como medio. De esta manera obtenemos el mismo resultado de energías limpias y dejamos de obtenerlo de otras fuentes tanto más costosas como contaminantes y que en su mayoría implican también la depredación de la biosfera.

Si deseas profundizar más en los calentadores solares para agua de uso doméstico puedes continuar dando clic en este párrafo.